CAN CODOLAR

Buenas amigos, continuando nuestra pequeña excursión por el massis de l'Ardenya, traemos un lugar que creemos que podría estar relacionado con la última entrada al blog.

Esta gran masía conocida como Can Codolar, también la habían nombrado como el Corral de l'Abat. Se trata de una masía de enormes dimensiones, parece ser que estuvo fortificada, por lo cual alguna importancia debería de tener, o pertenecer a alguna familia acaudalada e importante.

Imagen extraída de Google earth, se puede observar las grandes dimensiones del lugar

La información sobre este lugar es muy escasa, la poca obtenida gracias a un amigo nuestro que consultó un historiador local, nos explico que la masía estaba fortificada porque ahí guardaban los animales del abad del monasterio de Sant Feliu de Guixols, y vivía la gente que se hacía cargo de esos animales; y gracias al amigo Joan Ramón y su fantástico blog que desde aquí recomendamos. Podéis acceder a el clicando aquí.

Lo poco que se sabe es que el lugar permaneció habitado en la década de los 70, pero no encontramos referencia alguna de cuando quedo deshabitado.

Fotografia de 1973, cuando aún estaba habitado

Fotografia de 1973, cuando aún estaba habitado

La parte exterior, tanto fachada como la parte fortificada se conserva en buenas condiciones.

No podemos decir lo mismo del interior, la parte de las viviendas apenas es accesible, por la maleza que se ha apoderado de todo como por los derrumbamientos que ha sufrido de los techos. La parte del patio pues más de lo mismo, la naturaleza ha reclamado lo que es suyo y se ha adueñado del lugar.

Esta vez en nuestras pruebas de grabación no obtuvimos ningún resultado, no obstante tenemos pendiente volver a este lugar una vez pase la pandemia que se ha adueñado de nosotros.

¡Un saludo y esperamos que os guste!

Comentarios recientes

17.07 | 17:39

Muchos "destrozos" no eran debidos al típico vandalismo adolescente; sino que piezas, como la chimenea y muchos azulejos, estaban desmontados y sustraídos.

17.07 | 10:01

Gracias por tu comentario Miguel. La verdad que es una pena que la gente no tenga miramientos y les dé gusto y placer reventar estos sitios…

13.07 | 15:55

En el año 1984 laq Casa Lila estaba bastante entera; estaba la chimenea, la escalera interior de madera y los vidrios de colores de la cúpula. Casi no había signos de actos vandálicos.

04.06 | 09:53

Hola, soy Alberto del Departamento de Prensa. ¿Qué tal estás?

Estoy interesado en explicarte cómo podemos hacer que tu empresa aparezca en más de 50 periódicos digitales como noticia por una única c

Compartir esta página